Colesterol alto: Un problema en todas las edades. "El Internacional" - Osvaldo Rocha Internacional.Com

Breaking

domingo, 14 de abril de 2019

Colesterol alto: Un problema en todas las edades. "El Internacional"

La ingesta de alimentos juega un rol fundamental en la producción de esta sustancia cerosa.

Por Cesiach López Maldonado /Primera Hora


Los problemas con los niveles altos de colesterol en sangre no son sinónimo de la edad sino de múltiples factores que pueden incidir y crear cuadros complicados de salud hasta en etapas tempranas de la vida.


El historial familiar de colesterol alto, una mala alimentación basada en grasas saturadas y trans, la obesidad y la falta de actividad física son los detonantes para esta peligrosa condición que puede provocar infartos cardiovasculares y cerebrovasculares.
Primero es importante establecer, qué es el colesterol y cómo se produce.
“El colesterol es una sustancia cerosa fabricada en el hígado que ayuda a las construir membranas celulares y se usa en la fabricación de hormonas como el estrógeno, testosterona y la vitamina D. El colesterol es necesario para el ser humano y lo fabrica el mismo cuerpo de manera natural, pero también lo producen ciertos alimentos en niveles normales y en niveles exagerados”, explicó la doctora Sarita Montes Santiago, experta en medicina general y cirugía menor.
A su vez, la doctora detalló que existen dos tipos de colesterol y cuáles son sus respectivas funciones en nuestro cuerpo.
“Está el LDL que es el colesterol malo y el HDL que es el bueno.  El malo se acumula en las paredes de las arterias, tiende a formar placas que pueden envolver los vasos sanguíneos, se ponen rígidos, se estrechan y se pueden obstruir.  Ahí vienen los infartos cardiovasculares y los infartos cerebro vasculares”.
“El HDL es el bueno porque recoge ese colesterol que se pega en las arterias y lo lleva al hígado que es donde entonces se elimina de cuerpo”, detalló la doctora.
Además,  la ingesta de alimentos juega un rol fundamental en la producción del colesterol, por lo que una dieta incorrecta desde una etapa temprana en la vida incide en el aumento del colesterol LDL en sangre.
“Las grasas saturadas y trans que se obtienen de alimentos como el huevo, la carne, los lácteos y las comidas de los 'fast foods', ayudan a aumentar el colesterol malo”, informó la Dra. Montes.
También existen factores hereditarios que por consiguiente predisponen a pacientes a padecer de niveles altos de colesterol y esto aumenta el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias.
Incluso, aunque son menos los casos, la doctora estableció que pueden haber personas con una constitución física delgada, que no presenten signos de obesidad, pero que pueden tener problemas con sus niveles de colesterol y no ser perceptible.
“Son menos los casos, pero se tiene que analizar el historial familiar. Si uno de los padres tiene un colesterol alto que supera los 240, si padecen de afecciones cardiacas, enfermedades renales, sobrepeso, diabetes y si son fumadores hay que hacerle las pruebas porque pueden estar delgados, pero tener colesterol alto por razones hereditarias”, expuso Montes.En el caso de los menores, para identificar que sus niveles de colesterol no son saludables, la doctora recomienda hacer los debidos análisis en dos etapas: de 9 a 11 años y luego cuando tengan entre 17 a 21 años.
Además, explicó que el Programa Nacional sobre Educación de Colesterol tiene unos márgenes para medir el colesterol en sangre entre niños de 2 a 18 años con tres categorías: 'Aceptables', 'Límites' y los 'Altos'.
“En la categoría 'Aceptable' el colesterol total (HDL y LDL) deben estar en menos de 170 y colesterol malo LDL en menos de 100.  En los 'Limítrofes o Límites' el colesterol total desde estar en menos de 199 y el LDL entre 110 y 129. Pero ya se identifica como nivel 'Alto' cuando el colesterol total está en 200 o superior a eso y el LDL está en 130 o más”, aclaró la doctora.
Una vez se identifican niveles altos de colesterol LDL en sangre, es importante que los menores sean asistidos por un pediatra, quien implementará un plan para tratar de reducir esos niveles, sin tener que llegar a la medicación.
“Para que un niño alcance esas metas de bajar sus niveles de colesterol necesita entre tres a seis meses. Deben establecerle una dieta saludable para el corazón con verduras, frutas, hortalizas, cereales integrales, carnes magra, carnes de aves, frutos secos, pescado, aceites vegetales y fomentar la práctica de ejercicio físico  porque este aumenta mucho el colesterol HDL que es el bueno y que ayuda a deshacerse de ese colesterol malo”, sugirió la experta.
Sin embargo, de no darse una mejoría en un periodo de tres a seis meses, entonces los mayores de 10 años “deben acudir a su pediatra y utilizar un medicamento según su edad y peso para así manejar sus niveles altos de colesterol LDL en sangre”, concluyó la doctora, quien tiene su oficina en la Avenida Conquistador en Fajardo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario