Hipertensión: la enfermedad silenciosa. "El Internacional" - Osvaldo Rocha Internacional.Com

Breaking

domingo, 23 de junio de 2019

Hipertensión: la enfermedad silenciosa. "El Internacional"

La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial.

Es una afección frecuente donde la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias con el transcurso del tiempo resulta lo suficientemente alta como para causar problemas de salud.
La presión arterial está determinada tanto por la cantidad de sangre que tu corazón bombea, como por el grado de resistencia al flujo de la sangre en tus arterias. Cuanto más estrechas estén tus arterias y cuanto más sangre bombee tu corazón, mayor será tu presión arterial.
La principal característica de esta enfermedad es que durante mucho tiempo no suele presentar síntomas claros. Es actualmente la principal causa de muerte en Estados Unidos. Según informes, 75 millones de adultos la poseen, miles de personas desconocen que la tienen y con el tiempo puede manifestar algún síntoma adverso e incluso provocar la muerte. Por eso muchos expertos la denominan la asesina silenciosa.
Cuando un profesional de la salud le toma la presión arterial menciona dos cifras y ambas son importantes: el primer número es cuando su corazón late y se conoce como la presión sistólica; el segundo número es cuando su corazón se relaja y se conoce como presión diastólica. La presión ideal señalada por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) es 120/80 mmHg. Es posible que necesite tratamiento si su presión arterial suele ser superior a 140/90 mmHg. Si comienza a experimentar presión arterial elevada, le recomiendo visitar un cardiólogo para evaluación y tratamiento.
Según lo que usted haga durante el día su presión sube y baja. Los aumentos en la presión suelen ser normales dependiendo de la actividad, pero si experimenta un aumento por algún tiempo determinado podría presentar riesgos a su salud.
La manera mas fidedigna de comprobar si padece de hipertensión es ser evaluado por un médico o un profesional de la salud.
Algunos síntomas de la presión arterial alta son: dolor de cabeza; visión borrosa; mareos; dificultad para respirar; y sangrado nasal. Pero por lo general estos signos y síntomas no suelen presentarse hasta que dicho trastorno alcanza una etapa adversa y potencialmente fatal.
Cualquier persona puede estar en riesgo de presión arterial alta. La población más propensa es la que consume alimentos con mucha sal; no realiza actividad física de forma habitual (sedentarismo); los que fuman; los que consumen alcohol con mucha frecuencia; los que padecen de estrés continuo; y las personas mayores de 55 años. Sin olvidar el factor hereditario.
Las enfermedades renales, accidentes cerebrovasculares (derrame cerebral o apoplejía), insuficiencia cardíaca, infartos y los problemas circulatorios son enfermedades que se presentan como consecuencia de la llamada enfermedad silenciosa.
Los métodos de prevención que recomiendo son:
1. Tomarse la presión periódicamente.
2. Lleve a cabo un plan alimenticio con bajo contenido de sal.
3. Ejercítese con frecuencia; si le es posible de 5-6 días a la semana.
4. Mantenga un peso saludable; si está sobrepeso busque adelgazar hasta lograr su peso ideal.
5. No fume.
6. Con regularidad consulte a su médico especialista.
7. Si ya ha sido diagnosticado, no ignore la prescripción de su medicamento.
8. Elimine el consumo de alcohol.
A través de la epidemiología está demostrado que la hipertensión arterial es la enfermedad no transmisible más prevalente, además de ser un factor de riesgo relevante para el desarrollo de complicaciones cardiovasculares y renales. Lamentablemente cerca del 60% de los individuos afectados ignoran la condición y no reciben tratamiento. La mortalidad debido a esta enfermedad ha mostrado un incremento sostenido durante las últimas décadas.
En el caso de los atletas, estos no están exentos de presentar alguna afección cardíaca. Como parte de su periodización de trabajo anual debe estar incluida una evaluación con un especialista. Por ejemplo, el factor genético hereditario se cataloga un riesgo. En mi práctica y experiencia trabajando con atletas he visto diversos casos diagnosticados con alguna condición. Si el diagnóstico llega a tiempo, el atleta previene complicaciones y en el peor de los casos un desenlace de fatalidad. Existen varios testimonios en la isla.
El tema de la hipertensión no es un juego, debemos tomar el asunto con mucha seriedad. Si sospecha de alguna sintomatología visite al cardiólogo a la mayor brevedad. Tal decisión podría salvarle la vida.

Por José Cruz López-elneuvodia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario