OPINIÓN: Carlos García al borde de una pendiente."El Internacional" - Osvaldo Rocha Internacional.Com

Breaking

miércoles, 12 de junio de 2019

OPINIÓN: Carlos García al borde de una pendiente."El Internacional"

Por Ramón Alberto López Ynoa


Carlos García ha sido durante varios años la voz discrepante en el peledeísmo barahonero por la postura de confrontación, tanto interna como externa, que ha mantenido en sus aspiraciones por alcanzar la alcaldía del municipio de Barahona. 
Hasta el momento había sido el único peledeista que en Barahona había osado desafiar las directrices de su partido de manera pública y con determinación, pero esta vez, ha logrado concitar el apoyo de dirigentes medios ante la inminencia del anuncio de la reedición del acuerdo PLD-PRD para las elecciones de 2020.


Ante el hecho consumado de la alianza PLD-PRD en 2016 García tuvo que retraerse, aunque conservando intacta su fuerza política a la espera de mejor ocasión, y tan pronto pasaron los efectos iniciales de la victoria partidaria, inició una agresiva campaña con miras al 2020. Desde el principio su estrategia discursiva fue de enfrentamiento con la actual gestión del doctor Noel Octavio – Tavito – Suberví Nin, abriendo heridas en el perredeísmo barahonero que habrían imposibilitado la colaboración política entre ambas fuerzas partidarias en una eventual candidatura suya.


Los estrategas de Carlos García no previeron la posibilidad de que el acuerdo PLD-PRD se reeditara y que el PLD presentara a la alcaldía de Barahona, por segunda vez, un candidato extrapartido, preparándose sólo para unas primarias, no así para una reservación confiada a otro partido.


Ya lo dijo Jaime David Fernández Mirabal. No importa si ese aliado gusta o no, lo importante es “la permanencia del PLD en el poder” y no “pensar que lo más importante es el pueblecito mío”. En ese mismo sentido, otro dirigente nacional había dicho en conversaciones con quien suscribe, que lo importante era el gobierno central y no “una alcaldía de quinta categoría”.


Por las palabras de Fernández Mirabal, se puede colegir que la cúpula del PLD está consciente de la situación de Barahona en cuanto a la alcaldía... “y dicen que ese aliado no gusta, pero si es un aliado hay que reservarla, porque es parte de la estrategia para mantenernos en el poder”, dijo el ex Vicepresidente de la República, en un programa televisivo.

Más claro de ahí, ni las aguas de las cataratas del Niágara.

Actualmente García tiene dos opciones. La primera, rendirse ante las estrategias nacionales del partido de cara al 2020, y esperar las oportunidades que les sean propicias, y la segunda, recorrer el camino resbaladizo de la confrontación partidaria asumiendo las consecuencias políticas directas e indirectas que se deriven de su decisión.

Para la primera opción, Carlos García y su equipo no se prepararon, siempre creyeron en unas primarias inciertas toda vez que la vocación de poder del PLD obligaría a la aplicación de las mismas estrategias que le dieron el triunfo en 2016, incluso, la reelección del Presidente.

Y sobre la segunda, sería una acción a la que se le atribuye escasas posibilidades de triunfo siempre que existen precedentes de fracasos en aventuras extrapartidarias. No hay tiempo, ni cupo, para armar una candidatura al margen del partido; esos dirigentes que lo acompañaron en la reciente asamblea que convocó este sábado 8 del presente mes, no lo acompañarán en un proyecto extra partido.

Pero, una cosa es cierta. La capacidad electoral del PRD en Barahona se ha visto disminuida del 2016 en adelante, y el PLD-PRD en Barahona necesitará de Carlos García para una eventual victoria del primo hermano de Fello Suberví, y eso obligará a llegar a un entendimiento entre el peledeísta que ha hecho un trabajo político laborioso en pro de sus aspiraciones y las dirigencias de ambos partidos.

Tomado del faro del sur

No hay comentarios.:

Publicar un comentario