Pentagrama: Capicúa 25, COVID-19 y la razón que se oculta a la oposición política. "El Internacional " - Osvaldo Rocha Internacional.Com

Breaking

domingo, 26 de abril de 2020

Pentagrama: Capicúa 25, COVID-19 y la razón que se oculta a la oposición política. "El Internacional "

“Conocer el futuro a través del presente o del pasado, que es lo propio de la prudencia, concierne al entendimiento, puesto que se hace por deducción” (Santo Tomás de Aquino)

Por Juan Tomás Olivero 
Hace una semana le decía a mi amiga Francisca Molina, que esto pintaba a cuarentena hasta el 25 de mayo. No había que ser un mago o un predictor político para decodificar la intención del gobierno de arrimar lo más elásticamente posible la crisis sanitaria al 16 de agosto y trancar el juego institucional y constitucional con una infinita cuarentena.
Los culebras blancas de palacio, o escuela de Kung Fu, difundida por los PACOREDOS en todo el país. Emplean, estos hijos de Mijaíl Bakunin, en República Dominicana en esta etapa político electoral de COVID-19 su mejor técnica del arte de ataque de combate o artes marcial, antes señalada; forma de combate aplatanada en los juegos nacionales de San Francisco de Macorís de 1979 y los panamericanos de aquella época (primer ensayo mixto en el mundo de las artes marciales), en las que brillaron los atletas de San Juan de la Maguana. Técnica, ésta de Kung Fu, en la que el atacante se enrolla como serpiente mansa, simula atacar a los ojos para morder en la nuca.
Hoy, domingo 26; en el Senado de la República se recibe, se conoce y se aprueba la tercera solicitud y; segunda; de extensión del estado de excepción previsto en el art. 265 de la constitución dominicana en su modalidad de emergencia, que rige la cuarentena y el toque de queda de los últimos 40 días de distanciamiento, toque de queda y confinamiento sanitario COVID-19.
Está prohibido circular, permanecer en espacios públicos; pero, no, en las galerías de sus casas, marquesinas, parqueos y balcones combatiendo el calor de los apagones; guardando, como es de sentido común, el distanciamiento social y respetando la cuarentena
 
El próximo lunes los diputados de la oposición en la Cámara quedan colocados contra la espada y la pared, para conocer contra el tiempo el martes 28 del mes en curso y despachar el miércoles 29 para no convertirse el 30 de este mismo mes, cuando concluye el Estado Excepción Actual amparado en el decreto 143-20, en los potenciales responsables por una posible decisión torpe y poco inteligente de levantamiento por default de la cuarentena. Levantamiento   que puede generar todo tipo de desgracias, tragedias, catástrofes sanitarias que lleve el gobierno a la posición deseada:  apelar al Estado de Conmoción dadas las circunstancias antes indicadas (art. 264 const. rd), con todo lo que ello implica en términos políticos, social, económicos y sanitarios de derechos y garantías constitucionales.
¿A que juegan en el gobierno? 1ero., que no haya elecciones el 5 de julio; 2do., a que se instaure un gobierno provisional conformado por estas mismas autoridades, propuesta de Cristóbal Rodríguez, encabezado por el mismo presidente (Danilo Medina); 4to., romper el orden institucional de los últimos 50 años y; 5to., llegar en el lomo de la tragedia humanitaria del COVID-19 a la duda razonable interpretativa del artículo 126 de la constitución de República Dominicana. ¿si las elecciones son después del 16 de agosto sin reforma constitucional qué?
Sobre este 5to. aspecto me comprometí en mi última publicación de esta misma columna volver sobre él, para poner en perspectiva su sentido y significado interpretativo desde el plano constitucional de no realizarse elecciones antes del 16 de agosto del 2020. Cito: Artículo 126.- Juramentación del Presidente y del Vicepresidente de la República. El presidente y el Vicepresidente de la República elegidos en los comicios generales, prestarán juramento a sus cargos “el día 16 de agosto siguiente a su elección, fecha en que termina el período de las autoridades salientes”. Vuelva a leer lo puesto entre comillas” ¿esto sería en el 2020 o en el 16 de agosto de 2021, después que termine el gobierno provisional en caso de prosperar el plan danilista?
¿Si no hay elecciones generales: presidencial y congresuales, antes del 16 de agosto, ¿qué pasaría? por un lado mantienen la actual composición del Congreso y la Asamblea Nacional que le sigue siendo favorable de forma relativa y, control político del Estado ¿Sí se activara el principio de orden en sucesión, qué pasaría? Asume como lo establece la constitución el presidente de la Suprema Corte de Justicia por 15 días, ínterin en que convocará a la Asamblea Nacional para conocer la terna del partido proponente a la presidencia y vicepresidencia de la República (PLD: Danilo Medina y Gustavo Montalvo) que será aprobada con el voto mayoritario de los asambleístas.  Y ¡abracadabra si no nos fuñen de una, nos fuñen de otra!!!
En otras palabras, si no pudo ser con el boicot al voto automatizado y el fracaso de la Junta Central Electoral y su Centro de Informática, lo pretenden lograr, como lo vienen armando, con la manipulación política conveniente de la Pandemia COVID-19.
A los diputados comprometidos con la paz, la seguridad sanitaria, política, la institucionalidad, el orden constitucional y los procesos democráticos y transparentes de este país, los animo a no caer en la trampa del gobierno de tomar decisiones en la que carguen como culpa, injustamente, con la morbilidad del COVID-19 no visibilizada por las autoridades y más espantosa, tal vez, que la hecha pública en la lotería mortuoria o ceremonial cantado de cada mañana del Ministerio de Salud.
Amigos diputados y diputadas, en mi condición de filósofo tomista, les invito a dedicar tiempo de sus dilemas existenciales en estos tiempos de trampas danilistas y COVID-19, a leer estas meditaciones del doctor de la Iglesia tomadas de su Tratado sobre la Prudencia de la Suma Teológica de Tomás de Aquino, que cito, «la vida del hombre resulta acosada por la incertidumbre. Pero precisamente el dinamismo de la “prudencia” consiste en ver y prever a través de la incertidumbre, como sostiene Tomás citando a Isidoro de Sevilla (q. 47 de la II-II).»
Pretende el gobierno hacer capicúa a los diputados con cajita blanca, trancar el juego dejándonos sin cuarentena, distanciamiento social, aislamiento y llevarnos a una situación en dimensión análoga a la ecuatoriana; cargando los muertos en responsabilidad a otros y no a su incompetencia y manejo politiquero. El trueque de 8 días que le negaron en la pasada solicitud al presidente, la canjearon por 25 días ahora, ¿se debe negar su solicitud como la han formulado, 25 días? Creo, en mi visión tomista que no sería prudente.
Pero, no sobra y es oportuno recordarle que el “toque de queda”, no es, “estado de sitio”.  En el toque de queda se suspenden derechos propios afectados en el estado de emergencia y; en el estado de sitio, se suprimen garantías constitucionales propias de los regímenes militares y totalitarios.
Los ciudadanos debemos respetar la autoridad, contribuir con nuestro comportamiento a la seguridad y el bienestar de la salud de los demás en medio de esta Pandemia. Pero, los artículos 37 y 38 de la constitución dominicana sobre el derecho a la vida y la dignidad de la persona no se vulneran o se ponen en riesgo en ninguna de las tres modalidades de excepción de nuestra constitución: De Defensa, de Conmoción o de Emergencia.
La policía no tiene facultad y comete abuso de violación a los derechos humanos, al violentar ancianos hambrientos, personas recibiendo disparos por la espalda con consecuencias de amputaciones, galletas humillantes a médicos y ciudadanos, tirando personas al ser arrestadas como animales en sus camionetas. Además, de atacar ciudadanos como jaurías rabiosas y apuntado personas con fusiles automáticos de alto calibre que están dentro de vehículos, para que salgan. Está prohibido circular, permanecer en espacios públicos; pero, no, en las galerías de sus casas, marquesinas, parqueos y balcones combatiendo el calor de los apagones; guardando, como es de sentido común, el distanciamiento social y respetando la cuarentena.
Como lo prometí, concluyo de esta manera mis reflexiones.
La vida, don sagrado, no puede ser en una Sociedad Humana y Cristiana un medio para alcanzar un fin político o perpetuarse en el poder. Primero la Vida, después cualquier otro hecho político, social o económico. Quédate en Casa. ¡¡¡Cuida Tu vida, la de los Tuyos y Cuida la Mía!!!
Dios proteja este país.

Nota:
Agradezco a José Vizcaíno, compañero de estudio del filosofado Vicentino, Colombia, 1977. Quien me regaló su Colección de Textos de los Grandes Filósofos: Antiguo, Medio, Moderno y Contemporáneo, Curso de Filosofía Tomista (Herder).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario