Delincuencia, autoridades y pueblo, ¿hacia dónde vamos? "El Internacional " - Osvaldo Rocha Internacional.Com

Breaking

miércoles, 8 de septiembre de 2021

Delincuencia, autoridades y pueblo, ¿hacia dónde vamos? "El Internacional "

 


Por Félix Betances

A juzgar por la realidad que  vive  el pueblo dominicano en estos momentos en medio de una pandemia que ha afectado al mundo, con muy pocas explicaciones convincentes hasta el momento por parte de los gendarmes de la salud mundial y ante la apertura gradual que han hecho las autoridades locales, se advierte una situación que de no ponérsele la debida atención, podría salírseles de control a las mismas.

Al decir salírseles de control, es bueno advertir que la frontera que existe entre una  cosa y la otra, es más estrecha de lo que cualquiera pudiera imaginar. Así lo demuestra el resurgir de acciones delincuenciales agresivas y con muy poco control por parte de quienes tienen el compromiso de garantizar la seguridad ciudadana, que desangran a la población en varias vertientes.

Basta condecir que esos actos, afectan la existencia humana ya que los desaprensivos, no lo piensan dos veces para quitarle le vida a cualquier ciudadano con tal de despojarlo de sus pertenencias; pero también afectan la parte económica en muchos casos, de personas que lo poco que consiguen, es a cambio de grandes sacrificios, resultándoles cuestarriba poder reponer lo perdido.

Con un gobierno que admite la situación y que se limita a decir que no es fácil resolverla en poco tiempo y que se necesitan recursos.

Con un Director de la Policía que dice que la delincuencia baja en momentos en que la sociedad y hasta las Iglesias claman misericordia.

Con una Justicia que por sus debilidades, favorece más a los ofensores que a los ofendidos; poniendo en las calles con facilidad espantosa a quienes en algún momento son sorprendidos en actos ilícitos y /o son denunciados por los afectados.

Simplemente agregar a todo esto, el temor por falta de garantías, que siente la población para delatar o denunciar a cualquier persona que comete un ilícito; primero porque si se llegase a hacer como ha ocurrido en muchas ocasiones, llega primero a su casa el denunciado que el denunciante, corriendo el riesgo entonces de quedar al descubierto y bajo amenaza de agresión incluyendo a su familia por parte de la persona involucrada y todo por la irresponsabilidad y hasta contubernio de las llamadas autoridades.

Así no se puede. ¿Tienen miedo las autoridades?. ¿De seguir así, a dónde iremos a parar?.

¡El Pueblo está aterrorizado señor Presidente!.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario